Nautica

El Mediterráneo es un mar tranquilo, cálido y con un litoral realmente hermoso. Dejar que nuestro acompañante nos seduzca con sus atenciones...

Dejarnos perder por el Mediterráneo, es una experiencia realmente purificadora. Alejados de la costa, de la gente, de las miradas curiosas, un par de copas y un cava de renombre, usted junto a su acompañante, el sol y el Mediterráneo, el resto de la humanidad no existe en ese momento.

Un baño en las cálidas aguas, incluso alguna inmersión para refrescarnos y seguir tumbados al sol, mientras las gotas de agua recorren dos cuerpos, están junto a la infinidad del horizonte.

Notar la brisa, su olor a sal, ver los delfines saltar junto al casco de nuestra embarcación, nos hace sentir realmente libres.

Disfrutar de un cielo lleno de estrellas despejado en la inmensidad del mar, entre los brazos de un hombre realmente dispuesto a hacernos sentir como la hija de Neptuno, es una forma de contactar con el infinito, difícilmente expresa-ble en palabras.

Y porque hay cosas que no se cuentan, nos ofrecemos para realizar sus fantasías más secretas sobre un velero o un yate sin tripulación...

 

El Mediterráneo es un mar tranquilo, cálido y con un litoral realmente hermoso. Dejar que nuestro acompañante nos seduzca con sus atenciones...

Dejarnos perder por el Mediterráneo, es una experiencia realmente purificadora. Alejados de la costa, de la gente, de las miradas curiosas, un par de copas y un cava de renombre, usted junto a su acompañante, el sol y el Mediterráneo, el resto de la humanidad no existe en ese momento.

Un baño en las cálidas aguas, incluso alguna inmersión para refrescarnos y seguir tumbados al sol, mientras las gotas de agua recorren dos cuerpos, están junto a la infinidad del horizonte.

Notar la brisa, su olor a sal, ver los delfines saltar junto al casco de nuestra embarcación, nos hace sentir realmente libres.

Disfrutar de un cielo lleno de estrellas despejado en la inmensidad del mar, entre los brazos de un hombre realmente dispuesto a hacernos sentir como la hija de Neptuno, es una forma de contactar con el infinito, difícilmente expresa-ble en palabras.

Y porque hay cosas que no se cuentan, nos ofrecemos para realizar sus fantasías más secretas sobre un velero o un yate sin tripulación...

 

Telefono de contacto

Servicio de automoviles


Servicio de jets privados

Servicio de Nautica